Galicia apuesta por construir un futuro educativo basado en la calidad, en la libertad y en la equidad del sistema

Así lo manifestó la conselleira en la conferencia sectorial celebrada hoy en Madrid para abordar el anteproyecto de ley orgánica que modifica la LOMCE
Carmen Pomar rechazó la vuelta al pasado que representa la reforma y reivindica el pacto educativo cómo única alternativa
Mié, 09/01/2019 - 19:10

La conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar participó hoy en la Conferencia Sectorial de Educación desarrollada en Madrid, donde apostó por construir un futuro educativo basado en la calidad, en la libertad y en la equidad del sistema.

En el encuentro, centrado en el análisis del anteproyecto de ley orgánica que modifica la LOMCE, Pomar rechazó la vuelta al pasado que representa esta reforma, y reivindica el pacto educativo cómo única alternativa. En este sentido reafirmó la voluntad expresada por varias Comunidades Autónomas para establecer un diálogo que lleve a una reforma ?que no quede en la superficie, que signifique un paso hacia delante?, y que dé respuesta a las demandas de los diferentes agentes educativos tras años de reformas educativas. "Galicia será una colaboradora leal para todo lo que implique mejorar la educación, pero no cuenten con nosotros para avalar una ley que implica volver al pasado?, sentenció la titular del departamento educativo de la Xunta de Galicia.

En su intervención, la conselleira se refirió a la falta de lealtad institucional demostrada por el gobierno del Estado en la tramitación del anteproyecto de ley, hecho de espaldas la algunas autonomías y a la comunidad educativa.

Además lamentó el carácter puramente político de los cambios, que no afrontan las verdaderas necesidades de la reforma del sistema educativo, en referencia a la carrera profesional docente o al impulso de la FP Dual, por ejemplo. 

Frente al documento propuesto por el Ministerio, Pomar defendió el refuerzo de las libertades educativas como garantía de calidad, así como una nueva ordenación académica que responda al desarrollo de contenidos y competencias conforme a lo que precisa el alumnado del siglo XXI.

Para la conselleira, el modelo educativo debe basarse en la flexibilidad, la transparencia y en la rendición de cuentas, con evaluación que sirvan como instrumento de mejora y garantía de igualdad de oportunidades. Abogó por el impulso a la FP con una revisión del mapa de calificaciones y hizo hincapié en la necesidad de convertir el profesorado en el pilar fundamental del modelo. La este respeto lamentó que el anteproyecto presentado por el Ministerio no aborde cuestiones tan relevantes como la formación y selección de los docentes, mientras que desde Galicia se apuesta firmemente por una reforma de calado en este ámbito.

La conselleira reivindicó también el modelo lingüístico de Galicia, que demostró que la convivencia armónica entre lenguas es posible, necesaria y positiva para el aprendizaje. En esta línea demandó que todas las Comunidades Autónomas plurilingües garanticen competencias plenas en todas las lenguas oficiales.