La xunta le realizará tests serológicos a todo el personal de los centros educativos antes del inicio de curso

Así lo acordaron las consellerías de Educación y de Sanidad en la reunión mantenida esta mañana para abordar el Protocolo de adaptación al contexto de la Covid-19 de los centros educativos no universitarios
El documento elaborado por ambas consellerías será analizado en la mesa sectorial de la enseñanza no universitaria este jueves
Se incluyen medidas de prevención básicas, sobre las condiciones laborales, de carácter organizativo y de carácter formativo y pedagógico
Cada centro deberá contar con un Plan de adaptación a la situación Covid-19 en el curso 2020/2021, así como con un Plan de contingencia
En las próximas semanas se pondrán la disposición de los centros instrucciones para el inicio de curso desde el punto de vista académico, así como un protocolo específico para los Centros de Educación Especial
Mar, 14/07/2020 - 14:02
Protocolo

La Xunta le realizará test serolóxicos de doble banda a todo el personal de los centros educativos sostenidos con fondos públicos antes del inicio de curso. Así lo acordaron las consellerías de Educación, Universidad y Formación Profesional y la de Sanidad en la reunión mantenida esta mañana para abordar el Protocolo de adaptación al contexto de la Covid-19 en los centros educativos no universitarios para el curso 2020/2021, elaborado por ambos departamentos y que será analizado en la mesa sectorial de la enseñanza no universitaria este jueves. El documento se estructura en cuatro tipos de medidas: de prevención básicas, que afectan a las condiciones laborales, de carácter organizativo y de carácter formativo y pedagógico. En ellas se establecen cómo principales acciones para la contención de la pandemia en los centros de enseñanza el establecimiento de Grupos de Convivencia Estable, mantener la distancia interpersonal, el uso de máscaras y la higiene.

El documento se dirige al alumnado, al personal docente y no docente y a las familias, dado que mantener la seguridad en los centros depende de toda la comunidad educativa. Se trata de un protocolo avalado por las autoridades sanitarias autonómicas y que será objeto de revisión continua en función de la evolución del riesgo sanitario y de las decisiones que adopten las autoridades sanitarias autonómicas y estatales.

Además, en próximos días la Consellería pondrá a disposición de la comunidad educativa unas instrucciones para organizar el inicio del curso desde el punto de vista académico. Se está elaborando también un protocolo específico para los Centros de Educación Especial, que atienda las peculiaridades de este alumnado.

Principios sanitarios básicos y distancia interpersonal

En el que alcanza a los principios sanitarios básicos, incluidos en las Medidas de prevención básicas, cada centro deberá contar con un equipo formado en la Covid-19 con una persona coordinadora de referencia, y tendrá un centro de salud de atención primaria de referencia para contacto en caso de dudas.

Todo el personal (docente y no docente) y el alumnado deberá realizar cada día una auto diagnosis (para la que se acerca un modelo en el propio documento), y contactar con el centro de salud si presentan síntomas. Además, cada centro contará con un espacio de uso individual para aislar al alumnado que presente síntomas, mientras se gestiona su traslado.

La distancia interpersonal recomendada por la Organización Mundial de la Salud para los centros educativos es de 1 metro, para que el alumnado esté sin máscara, siempre y cuando permanezca sentado en el aula en pupitres y con la misma orientación. En caso de que estas distancias no se pudieran cumplir por el tamaño de la aulas, se retirará el mobiliario que no sea indispensable o se emplearán aulas de mayor dimensión y, como última medida, será necesario el uso de la máscara en todo el horario lectivo.

Todos los miembros de la comunidad educativa tendrán que usar la máscara fuera de las aulas, donde la distancia que se deberá mantener será de 1,5 metros. Esto es, ser el uso de la máscara para circular por los corredores (excepto alumnado de Infantil), en las entradas y salidas al centro, en los recreos, en las entradas y salida del comedor escolar y en la biblioteca y, cuando no se puedan mantener los 1,5 metros, en la clase de educación física.

En el caso de Educación Infantil y Primaria se podrá optar por la alternativa de establecer grupos estables de aula, hasta un máximo de 25 alumnos, que junto a la persona tutora podrán conformar Grupos de Convivencia Estable. En estos grupos se podrá socializar y jugar sin tener que mantener la distancia interpersonal de forma estricta, aunque deberán evitar la interacción con otros grupos del centro educativo.

Por lo demás, las medidas serán las habituales para la contención de la pandemia, como  la higiene de manos, especialmente a la entrada y salida del centro; instalación de pañuelos desechables; o la desinfección de los puestos de trabajo, entre otras. De hecho el propio documento incluye también medidas generales de limpieza, como la de limpiar por lo menos 3 veces los aseos en la jornada. Cada centro deberá tener, en cualquiera caso, un protocolo de limpieza y desinfección que responda a sus características particulares.

En cuanto al suministro de material de protección, la Consellería realizará un aprovisionamiento inicial de elementos de señalización y máscaras de protección destinadas al personal docente y no docente. El resto del material (gel hidroalcohólico, pañuelos desechables, materiales de limpieza y desinfección, papeleras de pedal y máscaras, cuando sean insuficientes) lo comprarán los centros con cargo a los gastos de funcionamiento.

Gestión de los brotes

En este epígrafe de Medidas de prevención básicas también se incluye un apartado específico para la gestión de los brotes. En este sentido, las personas que tengan síntomas o estén en aislamiento o cuarentena por la Covid-19 no deberán asistir al centro. Delante de la sospecha de un caso, se aislará a la persona en un espacio separado de uso individual, con máscara, y se contactará con las autoridades sanitarias y con la familia (si se trata de alumnado).

En caso de que se produzcan varios contagios en una misma aula, etapa o centro, las autoridades sanitarias podrán ordenar el cierre de las mismas, teniendo en cuenta los supuestos que se indican en el documento (por lo menos 3 infectados en los últimos 7 días). Asimismo, si hay un positivo, la autoridad sanitaria le obligará a la entrada en aislamiento de por lo menos 10 días y las personas que tengan consideración de contacto próximo estarán en cuarentena 14 días. En el caso de producirse el cierre, el documento incluye un proceso de reactivación por fases, que en todo caso se adaptaría a cada situación particular.

En lo que alcanza a las medidas que afectan a las condiciones laborales, con carácter general todas las personas realizarán su trabajo, siempre que su condición clínica esté controlada y lo permita, y manteniendo las medidas de protección de forma rigurosa. El texto incluye el proceso que seguirá el trabajador para la solicitud de inspección médica que determine que es persona especialmente vulnerable.

Plan de adaptación

En el epígrafe de Medidas de carácter organizativo se establece que cada centro deberá elaborar un Plan de adaptación a la situación COVID-19 en el curso 2020/2021, de conformidad con el modelo que se junta cómo Anexo V del documento, y con los planos que se indican también en los anexos. Este plan deberá ser conocido por toda la comunidad educativa, para fomentar su aplicación y cumplimiento.

Además, cada centro elaborará un Plan de contingencia, de conformidad con el modelo del Anexo VI del documento. En él se establecerán las medidas en caso de suspensión de la actividad lectiva, las medidas para hacer efectivo la enseñanza a distancia y los supuestos de reactivación de la actividad lectiva presencial. El documento incluye, asimismo, indicaciones para la entrada y salida del centro, circulación por los pasillos, cambios de clase, etc, lo que incluye la posibilidad de flexibilizar horarios.

Comedor y transporte escolar

El uso de comedor, tanto de gestión directa cómo indirecta y con independencia de quien preste el servicio, quedará limitado a la capacidad suficiente para tener al alumnado separado por 1,5 metros, o 1 metro si no están unos frente a otros. Para aumentar la capacidad del servicio podrán hacerse varios turnos, en función de la capacidad horaria del transporte y del personal disponible para atender a los comensales. En cualquiera caso, se procurará que el alumnado se siente en el comedor agrupado por aulas, para mantener la continuidad del grupo.

En el caso del transporte escolar, el aforo de los vehículos será el determinado en cada caso por el órgano autonómico o estatal competente. Inicialmente podrán ser empleadas todas las plazas del transporte escolar, siempre con uso de máscara por parte de los transportados y de la persona conductora.

Biblioteca y espacios compartidos

En general la biblioteca escolar podrá ser usada hasta el 50% de su aforo y habrá un protocolo de acceso a la misma. En ella se aplicarán las normas de uso y funcionamiento aplicables a las aulas comunes y se mantendrá el préstamo de libros, si bien deberán dejarse en cuarentena por lo menos 24 horas cuando se devuelvan.

En el caso de materiales y aulas de uso compartido (por ejemplo material deportivo, juegos, aula de música) se evitará en la medida de lo posible el uso colectivo. En cualquiera caso todo el material deberá ser desinfectado.

Cuanto a las clases de educación física, también se fomentarán las actividades individuales, y será obligatorio el uso de máscara cuando no se pueda mantener la distancia de 1,5 metros. En los aseos, el aforo estará limitado a un tercio.

El documento establece el uso obligatorio de máscara en los recreos. De ser posible, se establecerán además turnos y grupos, con el objetivo de evitar una gran afluencia de alumnado a las mismas horas y en los mismos espacios. En la medida del posible, se limitarán espacios para que un grupo de 50 alumnos pueda estar a una distancia de por lo menos 1,5 metros entre sí. Si no se dieran estas condiciones, los centros podrán optar, por ejemplo, por hacer recreos en el aula.

Medidas de carácter formativo y pedagógico

El equipo Covid de cada centro asegurará que llega a toda la comunidad educativa la información sobre los protocolos de actuación y las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud implantadas en el centro. Además, se desarrollarán actividades de educación para la salud sobre la Covid-19, con el fin de que el alumnado sea agente activo en la mejora de la salud de la comunidad educativa.

La Consellería de Sanidad y el SERGAS impartirán, a través de la presencia de profesionales en el centro o por teleformación la formación necesaria sobre las medidas generales de prevención y protección, que también se incluirá en el Plan de formación del profesorado para el curso 2020/2021.

Aulas virtuales y enseñanza a distancia

Cerrando el epígrafe de Medidas de carácter formativo y pedagógico, el documento indica que se empleará el aula Virtual de la que disponen todos los centros, de ser el caso y en los supuestos de educación a distancia, por lo menos con el alumnado de 3º de Primaria en adelante. Cada alumno tendrá su inscripción al aula virtual, que deberá estar en uso al final del mes de septiembre.

Asimismo, cada centro deberá haber registrado al final del mes de septiembre un listado del alumnado que presente dificultades para el acceso a equipos tecnológicos o conexión de internet, para el hipotético caso de tener que impartir la enseñanza a distancia.

En 1º y 2º de Primaria será el centro el que decida si se usa o no el aula Virtual y en los cursos inferiores se habilitarán fórmulas de comunicación como foros o videollamadas para mantener el contacto con las familias y, de ser posible, suministrar contenidos educativos. Los modos alternativos que se arbitren de educación a distancia para Infantil y 1 y 2º de Primaria quedarán recogidos en la programación didáctica de cada centro.

Las programaciones didácticas deberán incluir también la metodología de trabajo que se seguiría en el caso de enseñanza a distancia, así como la manera de garantizar el derecho a la educación del alumnado que no pueda seguir las enseñanzas telemáticas.