Familias, profesorado y alumnado califican de bueno el clima de convivencia escolar en Galicia, y consideran que mejoró en los últimos años

Así se desprende de la II Encuesta sobre Convivencia Escolar realizada por la Consellería de Educación y cuyo avance de resultados fue presentado hoy en la reunión del Consejo Gallego de la Convivencia.
La conselleira Carmen Pomar subrayó que el índice general de satisfacción de las familias sigue siendo muy elevado, ya que más de ocho de cada diez están contentos con el centro a lo que acude su hijo o hija y manifiestan que no existen conflictos de convivencia en los centros
La titular de Educación defendió la necesidad de visibilizar también las conductas positivas y la tolerancia cero contra la violencia y la discriminación, en la medida en que ejercen ?efecto contagio? sobre el conjunto de la comunidad
Vie, 10/01/2020 - 13:36
Familias, profesorado y alumnado califican de bueno el clima de convivencia escolar en Galicia, y consideran que mejoró en los últimos años

Tanto familias, como profesorado, alumnado y el personal no docente que trabaja en los centros escolares de Galicia coinciden en señalar que, en general, existe un buen clima de convivencia en las aulas y también en que se constatan mejoras en los últimos años.

Así se desprende de los datos de la segunda edición de la Encuesta sobre Convivencia Escolar realizada por la Consellería de Educación, Universidad y Formación Profesional y cuyos resultados fueron avanzados hoy en la reunión del Consejo Gallego de la Convivencia que presidió la conselleira Carmen Pomar.

Pomar explicó que la encuesta es una herramienta importante para testamentar la convivencia escolar, ver la evolución en el tiempo y a partir de ahí poder implementar medidas idóneas para la eliminación de todo tipo de conductas contrarias a la convivencia.

Los datos obtenidos arrojan que en Galicia existe un buen clima de convivencia y el 60% de las personas que respondieron a la encuesta mismo considera que la convivencia mejoró en los últimos años, una evolución positiva que se observa en todos los colectivos.

Además, el índice de satisfacción general de las familias con los centros donde tienen escolarizados a sus hijos o hijas es del 84,2%, lo que experimenta un incremento porcentual de unos 3 puntos con respeto a la primera encuesta que se realizó como experiencia piloto en el curso 15-16.

Conductas positivas frente a las negativas

Carmen Pomar explicó que en esta última encuesta se introdujeron nuevos aspectos, como la evaluación de las conductas positivas o temas relacionados con la inclusión, la tolerancia cero y la igualdad. Además de dar visibilidad a los conflictos, la conselleira defiende que ?hay que visibilizar también las conductas positivas, en la medida en que ejercen de efecto contagio en el conjunto de la comunidad?.

A este respecto a conselleira aseguró que se perciben resultados muy alentadores ya que se detecta que las conductas positivas (casi el 80% en la enseñanza obligatoria y el 76% en el postobrigatorio) multiplican por cuatro las conductas negativas (en torno a un 21% y un 24% segundo sea enseñanza obligatoria o postobrigatorio).

Otro de los aspectos salientables es que tanto los alumnos (sobre todo las alumnas) como los centros son muy proactivos contra las conductas violentas o de discriminación. Siete de cada diez niños manifiestan actitudes de tolerancia cero a la violencia, evitando que se traten mal a sus compañeros.

La colaboración y el respeto que existe tanto entre docentes y alumnos como entre docentes y familias y entre padres y madres y sus hijos resulta positiva en términos generales y desde todos los puntos de vista. De hecho, más del 95% de las familias dicen depositar confianza en el profesorado de sus hijos; que también le dan una nota alta al liderado inclusivo que ejercen los centros (valorado por casi nueve de cada diez familias).

Conflictos, tipos de conductas y espacios donde se producen

Preguntados sobre a existencias de conflictos, más del 85% de las familias, profesorado y personal consideran que no existen conflictos de convivencia nos sus centros, o se existen, se producen de manera muy puntual.

Respeto al alumnado, el 72% declara no haber padecido nunca a lo largo de su escolarización ninguna conducta negativa. Un porcentaje que coincide con el que expresan las familias, ya que el 70,5% declaran que sus hijos  no tienen nunca padecido ninguna conducta negativa.

Cuanto a la tipología de las conductas negativas inscritas, en la enseñanza obligatoria las que más se repiten son faltar al bueno trato verbal como insultar o poner apodos (7,6%); relacionadas con el desarrollo de la clase como llegar tarde, faltar sin justificación o interrumpir y molestar (el 7,1% de ellas); y relacionadas con el cuidado personal tanto de higiene como de la salud (6,1%). En cuanto a espacios, la mayor parte de ellas se producen en el recreo o a las afueras del centro; y también en los momentos de entrada y salida del centro o nos corredores. 

En el caso de la enseñanza postobrigatorio se repiten las mismas conductas aunque muda la orden ya que la más habitual es la relacionada con el desarrollo de la clase (9,2%), la segunda es relativa al cuidado personal (8,4%) y la tercera es faltar al bueno trato verbal (8,3%). Los espacios también se repiten, como el recreo y los aledaños del centro, y los momentos en este caso en primer lugar se sitúan los intercambios de clases, las propias clases y los corredores.

Cuestionario en línea con 169.000 entrevistas obtenidas

Este II macrocuestionario sobre convivencia en las aulas cuyos resultados ahora se avanzan fue lanzado el pasado 2019 con el fin de actualizar los datos obtenidos en la primera edición piloto de 2015.

Este macrocuestionario -con 169.000 respuesta obtenidas- estaba dirigido al conjunto de la comunidad escolar, entre los que se incluyeron alumnado a partir de 5º curso de primaria, docentes, familias y personal no docente, y para todas las etapas educativas (infantil, primaria, secundaria, FP, Bachillerato, escuelas de idiomas y conservatorios de música).

Al igual que ocurrió con el anterior cuestionario, una vez concluido el proceso, cada centro escolar recibirá sus resultados debidamente organizados. Y, a partir de ellos, deberá analizar su caso particular e implementar su propio Plan de Convivencia. La mayores, la Consellería realizará un análisis global de la convivencia escolar en Galicia que sirva para orientar la toma de decisiones desde evidencias sólidas.

Esta acción se enmarca dentro de la Estrategia Gallega de Convivencia Escolar 2015-2020 ?educonvives.gal?, para ahondar en medidas a favor de una escuela inclusiva y de la mejora en el clima en las aulas de nuestra comunidad.