El IES Mestre Landín (Marín) organiza los VII Encuentros para una convivencia positiva, que aglutina 24 centros de Galicia

La conselleira de Educación y la secretaria general de la Igualdad abrieron las jornadas
Vie, 26/04/2019 - 18:24

La conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar, y la secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, participaron esta tarde en la apertura de los VII Encuentros de centros para una convivencia positiva, que bajo el lema "Un mar de redes" se desarrollan entre hoy y mañana en el IES Mestre Landín de Marín.

En los encuentros, organizados en esta edición por este instituto marinense, participan un total de 24 centros de toda Galicia que, durante dos jornadas, exponen buenas prácticas educativas y debaten sobre aspectos como los retos de la educación en la era digital y las nuevas metodologías de trabajo en las aulas, que se completan con talleres y sesiones de teatro, entre otros. 

La conselleira Carmen Pomar destacó el trabajo que llevan a cabo los centros en la puesta en marcha de programas de convivencia escolar en el que se implican al conjunto de la comunidad educativa (desde docentes y alumnado hasta familias). Segundo a titular de Educación, ?estos planes se revelan como un importante recurso en el proceso de participación, conocimiento, prevención y desarrollo de la convivencia?. ?El intercambio de buenas prácticas de convivencia, para la educación emocional, la gestión pacífica de conflictos y el fomento de la coeducación multidisciplinar y afectiva -fue suficiente la conselleira- son iniciativas que transmiten valores a nuestras jóvenes y chicos?.

Pola su parte, la secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, destacó que las redes sociales son herramientas de comunicación muy potentes que no pueden ser ignoradas. El mal uso de las nuevas tecnologías, reconoció López Abella, puede agravar situaciones de violencia de género; poniendo como ejemplo las diversas formas de ciberacoso.

Esta realidad digital, mantuvo la secretaria general de la Igualdad, unida a la influencia de estereotipos discriminatorios, hace que siga siendo necesario poner medios a su disposición, para que la juventud y la comunidad educativa tomen conciencia de la gravedad de las conductas de control, aislamiento o abuso sobre las chicas. Por eslabón, resaltó el papel que la escuela juega como agente socializador y los modelos ofrecidos desde ella guiarán, en buena medida, la evolución de niñas y niños, las expectativas futuras sobre sí mismos o los demás y su manera de ser y de estar en el mundo.