La Xunta y los decanos de Ciencias de la Educación analizan las mejoras que supondrá el Plan de nueva arquitectura pedagógica

El conselleiro Román Rodríguez subraya que el reto es reforzar un nuevo modelo de colegios e institutos con una orientación educativa, enfocada a la transformación digital y al aprendizaje por proyectos, con espacios interactivos y más amplios y cómodos
Mar, 04/05/2021 - 16:58

La Xunta de Galicia analizó con los decanos de Ciencias de la Educación de las Universidades gallegas el Plan de Nueva Arquitectura Pedagógica que regirá para las infraestructuras educativas en los próximos años, en el que alcanza al enfoque educativo que tendrán a partir de ahora los distintos espacios dentro de los colegios e institutos.

El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, abordó el documento en una reunión de trabajo a la que asistieron Manuel Peralbo Uzquiano, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UDC; Carmen Fernández Morante, decana de la Facultad de Ciencias de la Educación de la USC; Óscar García García, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte de la UVigo; Xosé Manuel Cid Fernández, decano de la Facultad de Educación y Trabajo Social de Ourense, y Carmen Sarceda Gorgoso, decana de la Facultad de Formación del Profesorado de Lugo.

La reunión se enmarca dentro de la ronda de contactos mantenidos en las últimas semanas con distintos colectivos, como el Colegio de Arquitectos de Galicia, representantes de las Anpas, la FEGAMP o los directores de los centros, entre otros, y el objetivo es que conozcan el texto inicial y puedan realizar las aportaciones que consideren oportunas con el fin de enriquecer al máximo el documento final.

El Plan de Nueva Arquitectura Pedagógica, dotado con 191M€, es hoja de ruta para diseñar los espacios escolares del futuro al servicio de las nuevas exigencias tanto de carácter académico como funcional y medioambiental.

Fomento de competencias digitales

El conselleiro Román Rodríguez hizo especial hincapié en el reto que, desde el punto de vista arquitectónico, sean espacios adaptados a las nuevas necesidades educativas, sanitarias y tecnológicas. Esto es, “que reforcemos un nuevo modelo de colegios e institutos en la etapa poscovid donde la arquitectura tenga una orientación educativa, con espacios flexibles, adaptados a todas las circunstancias, bien equipados y que resulten cómodos”.

Se trata, por tanto, de impulsar los espacios de los centros para “fomentar las competencias digitales, el trabajo colaborativo y las habilidades creativas”. En esta línea, el plan incluye la dotación de recursos de inteligencia artificial, robótica, domótica, procesado audiovisual, mecanizado y electromecánica, entre otros.

En la parte estrictamente académica, el plan contempla espacios al servicio de los proyectos educativos, sobre todo enfocados a la transformación digital (con espacios maker y por los tecnológicos), adaptados a la enseñanza digital y mixta, alineados con la estrategia de Inteligencia artificial y con los retos de las competencias STEM (matemática, científica y tecnológica).

Además, se prevé también el diseño de espacios flexibles y adaptables para fomentar las tareas en grupo, por proyectos y colaborativas, apostando así por las nuevas líneas académicas donde se prime el trabajo por competencias en lugar de por áreas de conocimiento aisladas.