Esquema de temas

  • Tema 1

    Selección del peinado y recogido.

    Con esta unidad podrás tener una idea global de todos los peinados y recogidos, en sus más diversas formas y estilos, atendiendo siempre a la morfología del rostro y la silueta, de gran importancia, para tener éxitos con los peinados y recogidos seleccionados para cada cliente y clienta.

    Como una imagen vale más que mil palabras, te voy a mostrar los contenidos, con fotografías de trabajos realizados por alumnas y alumnos que, como tú, también están cursando o han cursado estudios de peluquería.

    Espero que te sirvan de motivación, para adentrarte en este fascinante mundo y realizar trabajos tan bonitos como los que vas a ver a lo largo de la unidad. 

    1.- Relación entre análisis morfológico facial y corporal con los peinados y recogidos.

    Icono de iDevice Caso práctico
    Celia explicando los tipos de peinados en un maniquí.

    Celia explica a los peluqueros y peluqueras, en el salón de congresos del hotel, la importancia del análisis morfológico, tanto del rostro, como del cuerpo, antes de comenzar a realizar cualquier trabajo, ya sea un recogido o un peinado. Ha comenzado trabajando en un maniquí de modelo.

    Dibujo de la silueta alta y delgada y su peinado.

    Antes de diseñar, proponer o realizar un peinado o recogido, debes tener en cuenta una serie de factores que influyen notablemente en él y pueden llegar a condicionar en gran medida el trabajo que vayas a realizar, algunos de éstos factores que debes estudiar, son: la morfología del rostro y cuerpo, la morfología del cabello y la moda. 


    1.1.- Análisis morfológico facial.

    La Morfología es la ciencia que responde a estas cuestiones, ya que estudia la forma exterior del ser humano y sus proporciones.

    Se trata de buscar la belleza en la armonía de sus proporciones, el equilibrio de sus partes. Es lo que los antiguos griegos llamaban la belleza clásica, aquella, que no busca los resaltes individuales, si no, el conjunto, la proporción y medida.

    En este apartado estudiarás todos los elementos del rostro, cabeza y cuello, necesarios para tener un dominio de lo que se denomina, técnicas de Visajismo.


    Dibujo rostro masculino de frente y perfil representando el canon modular.

    Es conveniente por tanto, que conozcas bien cuales son cada uno de éstos huesos y dónde se encuentran, para que puedas analizar los distintos tipos de rostros que de ellos se derivan.

    Hay otros factores junto con la estructura ósea, como la anatomía y la disposición de la musculatura que decidirán su morfología. Pero en el rostro, el paso del tiempo (la edad) o el aumento o pérdida de peso, también puede modificar el aspecto original.

    • Estructura ósea.

      Nuestra cabeza está constituida por los huesos de la cara y el cráneo. A su vez el cráneo se articula a la columna vertebral y descansa en la primera vértebra cervical.

      Dibujo de un cráneo visto de perfil, con sus huesos diferenciados y descritos.
      Dibujo de un cráneo visto de frente, con sus huesos diferenciados y descritos.

      Huesos del rostro.
      Huesos del cráneo Huesos de la cara
      Hueso frontal Cavidad orbicular (2)
      Huesos parietales (2) Nasal
      Hueso occipital Malar
      Huesos temporales (2) Vómer
      Esfenoides Maxilar superior
      Arco cigomático Maxilar inferior.
    • Estructura muscular.

      Los músculos son órganos formados principalmente por tejido muscular y son capaces de mover los huesos, mediante las articulaciones.

      Dibujo de los músculos de la cabeza visto de perfil.
      Dibujo de los músculos de la cabeza visto de frente.

      Los músculos de la cabeza y cara.
      Músculos de la cabeza Músculos de la cara
      Frontal Orbicular del ojo
      Occipital Piramidal de la nariz
      Temporal Nasal
      Auricular Cigomático
      Risorio
      Mentoniano
      Buccinador
      Masetero
      Orbicular de los labios
    1.1.2.- Estudio del rostro, cabeza y cuello.
    Dibujo por ordenador, de un rostro ovalado y su busto en tres dimensiones.

    Ciertamente, existen muchos tipos de rostros u óvalos faciales, tanto de hombre como de mujer.

    El profesional de la peluquería utilizará como herramienta para su estudio: la morfología del rostro y las técnicas del visajismo. Con ellas, estudiará las distintas características de los óvalos faciales, la frente, el perfil, los tipos de mentón, los tipos de cuello y de cráneo.

    Partiendo de la idea de óvalo facial ideal, como aquél que debe poseer en su forma geométrica todas las facciones ideales, dentro de una armonía y equilibrio entre sus partes. Podemos a partir de éste rostro ideal ovalado y armonioso, crear tipos de óvalos que presentan algunas desproporciones o discordancias. 

    1.1.3.- Estudio de la cabeza y cuello.

    • Tipos de cabeza o cráneo.

      Podemos distinguir dos tipos de cráneos, según la forma que describe éste en su unión con el cuello:

      • Cráneo saliente o braquicéfalo: es el que adquiere forma apepinada, por el abultamiento de su coronilla.
      • Cráneo plano o dolicocéfalo: adquiere forma aplastada en su coronilla, creando una línea vertical desde la coronilla hasta la nuca.
    • Tipos de cuello.
      1. Largo y delgado: En este tipo de cuello predomina la verticalidad, por lo que intentamos acortar las medidas con líneas horizontales. En cabellos cortos recomendamos la línea cuadrada de la nuca.

        En cabellos largos les favorece las medias melenas rectas en la mitad de su longitud.

        Dibujo del rostro y cuello largo y delgado.
        Dibujo del peinado corto para cuello largo y delgado.
        Dibujo del peinado largo para cuello largo y delgado.
      2. Largo y grueso: En melenas medias o largas es recomendable dar más volumen a la cabellera, para adelgazar por efecto óptico el grosor del cuello.

        En cabellos cortos dejaremos la nuca con cabello tan largo como nos condicione su nacimiento, o incluso si el estilo nos lo permite algo más.

        Dibujo de rostro de cuello largo y delgado.
        Dibujo del peinado corto para cuello largo y grueso.
        Dibujo del peinado largo para  cuello largo y grueso.
      3. Corto y delgado: En cabellos cortos evitaremos el espesor de mechas, para no aumentar la sensación de delgadez y los cortes horizontales en la nuca, para no aumentar la sensación de acortamiento que produce las líneas horizontales.

        En cabellos largos este tipo de cuello no presenta muchos inconvenientes, por lo que nos inclinamos por líneas más naturales, y el largo dependerá de la estatura del cliente.

        Dibujo del rostro y cuello corto y delgado.
        Dibujo del peinado corto para  cuello corto y delgado.
        Dibujo del peinado largo para cuello corto y delgado.
      4. Corto y grueso: Cuando el cabello es corto es conveniente llevar el cabello por encima de la nuca o en los laterales de la cabeza, para dar sensación de mayor longitud. Los volúmenes en las zonas altas (frontales y coronillas) compensarán el corto del cuello, sobre todo si la persona es de baja estatura. Las medidas medias dan sensación de cuello más corto que las largas.

        Para disimular la anchura debemos desfilar las puntas hacia el cuello ocultándolo, siendo más conveniente las líneas alargadas en la nuca.

        Dibujo del rostro y cuello corto y grueso.
        Dibujo del peinado corto para cuello corto y grueso.

        1.3.- La silueta y su relación con el peinado.

        La silueta y su relación con el peinado.

        Tanto la forma corporal como nuestro rostro tienen una gran importancia a la hora de seleccionar un estilo de peinado adecuado, debemos por tanto estudiar para ello el conjunto de los volúmenes entre la cabeza y el cuerpo, y no por separado, ya que un peinado favorecedor para el rostro puede perder encanto en la perspectiva general del cuerpo y al contrario.

        En general podemos decir:

        • El cabello largo favorece a la silueta, al margen del efecto que pueda causar en el rostro, las melenas largas permiten menos recursos a la hora de componer el cabello alrededor de rostro por lo que favorecen más el conjunto de la silueta.

          Si además son largas nos permitirán corregir: hombros anchos, robustez, etc,..., y no serán recomendables para siluetas delgadas y muy menudas pues las empequeñecerían.

          Dibujo de la silueta alta y ancha y su peinado.
          Dibujo de la silueta alta y delgada y su peinado.
        • El cabello corto, no permite un abanico de posibilidades para componer alrededor del rostro, sin embargo su efecto en la silueta es limitado, en general los cabellos cortos con volúmenes en coronillas hacen a la silueta más alta. Por eso es recomendable en personas de baja estatura, peinados cortos con volúmenes en coronillas.
          Dibujo de la silueta baja y gruesa con rostro alargado y su peinado.
          Dibujo de la silueta baja y gruesa, con rostro y hombros anchos y su peinado.
          Dibujo de la silueta baja y delgada.


    2.- Morfología del cabello: tipos y formas del cabello.

    Icono de iDevice Caso práctico
    Celia explicando el tipo de cabello en un maniquí.

    Celia le explica al público la importancia que tiene el análisis morfológico del cabello con el que van a trabajar, sus características, la variedad de tipos y formas, y la importancia y repercusión que tiene en los distintos peinados que pueden realizar en ellos.

    Fotografía cabello liso y virgen vista de espalda.

    Hasta ahora has aprendido la importancia que la forma de nuestro rostro o cuerpo tienen para determinar el tipo de peinado que podemos hacer, ahora aprenderás que antes de realizar cualquier trabajo debes conocer a fondo la materia prima con la que vas a trabajar, es decir, el cabello.

    2.1.- Características: tipo o forma.

    El cabello podemos clasificarlo según la sección transversal que presente y ésta sección transversal puede presentar tres formas fundamentales que proporcionan al cabello distinto aspecto: liso, ondulado y rizado. La forma de la sección transversal dependerá de la médula.

    • Cabello liso o Lisótrico: tiene una sección circular. Propia de los cabello lacios y tiesos. Ejemplo cabellos orientales.
      Dibujo del cabello en rostro asiático.
    • Cabello ondulado o Cinótrico: Tiene la sección transversal en forma ovalada. Se da en los cabellos ondulados. Ejemplo cabellos europeos.
      Dibujo del cabello en rostro europeo.
    • Cabello muy rizado o Ulótrico: su sección transversal es en forma elíptica. Se da en cabellos lanosos propios de la raza negra.

      En peluquería cuando nos referimos al aspecto que presenta la superficie del cabello, lo llamamos textura, y esta forma o textura del cabello podemos clarificarla en cabellos: lacios, ondulados, o rizados.

      Dibujo del cabello en rostro africano.

    2.2.- Características: calidad y grosor.

    • Calidad y estado del cabello.

      El estado del cabello depende de muchos factores, tanto externos: el sol, la polución, cloro, decoloraciones, tintes, ondulaciones, etc, como internos: alteraciones hormonales, enfermedades, falta de vitaminas, etc, y cada cabello posee un grado de resistencia distinto a estas agresiones. Es, por tanto, difícil mantener el cabello en perfecto estado durante toda la vida, por lo que es necesario asesorar a las clientas y clientes sobre los cuidados del cabello.

      Nos encontramos, por tanto, con dos tipos de cabellos:

      • Cabellos sanos, de aspecto suave y sedoso.
        Fotografía cabello sano y largo vista por detrás.
      • Cabellos dañados, de aspecto opaco, áspero y quebradizo.
        Fotografía cabello dañado vista por detrás.
    • Grosor.

      Cuando hablamos de grosor del cabello, nos referimos al diámetro que presenta su tallo capilar, atendiendo a ésta característica podemos clasificarlo en:

      • Finos: suelen carecer de volumen y pesar poco.
        Fotografía cabello fino vista de frente.
      • Normales: tienen más volumen y mayores posibilidades de peinados.
        Fotografía cabello normal vista de frente.
      • Gruesos: presentan más cuerpo y volumen que los anteriores.
        Fotografía cabello grueso vista de espalda.

    2.3.- Características: cantidad, distribución y longitud.

    • Cantidad.

      La cantidad del cabello es proporcional al volumen, por lo tanto de una cabellera muy espesa obtendremos más volumen que de una cabellera escasa.

      Podemos clasificar el cabello según se cantidad en:

      • Escaso o disperso: poco volumen.
        Fotografía cabello escaso vista de frente.
      • Normal o medio: volumen moderado.
        Fotografía cabello  normal vista de espalda.
      • Denso o abundante: mucho volumen.
        Fotografía cabello normal vista de frente.
    • Distribución.

      La cantidad de pelos es diferente en las distintas zonas del cuerpo, disminuyendo a medida que pasan los años.

      El vello se encuentra distribuido por toda la superficie corporal, excepto en las palmas de las manos, plantas de los pies, últimas falanges de los dedos y en mucosas (labios y genitales).

      El pelo terminal: cabello, cejas y pestañas y a partir de la pubertad barba, bigote, axilas y pubis, se encuentran distribuidos en estas zonas localizadas.

    • Longitud.

      Podemos clasificar el cabello según su longitud en melenas largas (cuando el largo sobrepasa los hombros); medias (cuando no sobrepasa los hombros) o cabellos cortos (cuando los cabellos no ocultan la nuca por completo).

      • Largo-medio-corto.
        Fotografía cabello dañado vista por detrás.
        Fotografía cabello largura media vista de espalda.
        Fotografía de cabello corto.

    2.4.- Características: color e implantación.

    • Color. El color del pelo es una característica individual determinada genéricamente, como otros rasgos personales, tales como la coloración de los ojos o la pigmentación cutánea. Estos cabellos pueden presentarse:
      • Teñidos o bien Naturales.
      Fotografía cabello teñido vista de espalda.
      Fotografía cabello liso y virgen vista de espalda.
    • Implantación.

      Uno de los condicionantes más importantes, a la hora de realizar un peinado, es el estudio de la implantación del cabello. La implantación natural es oblicua y sigue un modelo circular, las distintas direcciones en el cabello son los que constituyen los remolinos.

      Por tanto, antes de peinar debes observar bien los siguientes aspectos:

      • Dirección de las raíces: es importante ver cómo se comporta el cabello, la dirección que toma sus raíces, pues no siempre se inclinan hacia la misma dirección.
        Fotografía de la dirección de las raíces y frontales.
        Fotografía de la dirección de las raíces y frontales.
      • Línea de implantación del cabello: destacan la del frontal y la nuca.
        Fotografía de los frontales.
        Fotografía del lateral.
        Fotografía de la nuca.
        Fotografía de la nuca.
      • Los remolinos: normalmente los encontramos en la coronilla, aunque también aparecen en la nuca o en el flequillo.
        Fotografía de un remolino.

    2.5.- Características: secreción sebácea.

    • Secreción sebácea.

      Dependiendo de la secreción de las glándulas sebáceas, podemos hacer una nueva clasificación. Según si dicha emulsión es equilibrada, el cabello es normal, o por el contrario si se ve alterada, bien sea en exceso: cabello graso o por defecto: cabello seco.

      Normal.
      Fotografía del cuero cabelludo normal.
      Graso.
      Fotografía del cuero cabelludo graso.
      Seco.
      Fotografía del cuero cabelludo seco.

      Todo buen profesional de la peluquería debe conocer muy bien el sustrato con el que trabaja, es decir, el pelo, sin este conocimiento, no podríamos trabajar con la misma seguridad, pues no sabríamos el comportamiento del cabello en muchas técnicas.

      Te animo por tanto a que investigues en estos enlaces para conocer más sobre la materia prima con la que trabajamos.

    • 2.6.- Otros factores que repercuten en el peinado: tipo de corte.

      Tipo de corte.

      El peinado debe adaptarse al tipo de corte que presente el cliente y clienta, de nada nos sirve diseñar un peinado que no podremos ejecutar porque las líneas del corte no le son favorable. Debemos por tanto adaptar el peinado al estilo y líneas del corte, enfatizando éstas y marcando sus direcciones. 

    • 2.7.- Otros factores que repercuten en el peinado: alteraciones del talo capilar y estilos personales.

      Alteración del tallo capilar con rotura por deshilachamiento.

      Alteraciones del tallo capilar.

      El tallo del pelo puede presentar alteraciones en su estructura, la mayoría de estas alteraciones se deben a agentes externos, tales como secadores, planchas, cepillados, el sol, los productos químicos, etc...

      Es conveniente que conozcas las más frecuentes, para saber si puedes o no realizar un peinado con mayor o menor garantía:

      • Tricorrexis nudosa: Deshilachamiento del tallo capilar por la ruptura de algunas de las fibras de la corteza.
      • Tricoclasia: Ruptura transversal del tallo. Se considera una fase posterior a la tricorrexis nudosa.
      • Tricoptilosis: Ruptura longitudinal del cabello desde la punta.
      • Triconodosis: Formación de nudos en el tallo del cabello.
      • Pelo en bayoneta: Engrosamiento de ciertas partes del tallo.
      • Moniletrix: Engrosamiento y estrechamientos del tallo.
      • Pili torti: Formación del tallo capilar enroscado en espiral sobre sí mismo.



    • Tema 2

      • Tema 3

        • Tema 4

          • Tema 5