Skip to Content

Un buen banquete

Buenos días.

Este extraño curso se termina. Quiero felicitar a todos los que habéis trabajado durante este tiempo. Han sido unas circunstancias extraordinarias pero vuestro comportamiento también ha sido extraordinario y habéis estado a la altura. Mi más sincera enhorabuena.

Vuestro esfuerzo se verá recompensado en vuestras calificaciones, pero para mí, la mayor recompensa es saber que se puede contar con vosotros y que sabéis lo que hay que hacer en los momentos difíciles. Os estáis convirtiendo en el relevo que esta sociedad necesita.

Sé que no ha sido fácil trabajar de este modo y que habéis tenido que esforzaros día a día para cumplir con vuestros deberes. Hubo que vencer, entre otros, a la pereza, y la vencisteis. Espero que os sintáis orgullosos de lo que habéis conseguido.

Vuestro trabajo diario representa, como dice un filósofo, la noble sencillez y la serena grandeza del que hace lo que tiene que hacer.

Vuestro compromiso con la responsabilidad hace de vuestro comportamiento, un comportamiento ejemplar.

-Los antiguos decían “el que no trabaja no come”. Vosotros, los que habéis trabajado, os merecéis un buen banquete.

Seguid así.



blog | by Dr. Radut