Carmen Pomar presenta el protocolo para la atención educativa al alumnado con discapacidad auditiva

La conselleira participó en los Encuentros de atención a la diversidad desde los departamentos de orientación y los equipos de orientación específicos
Servirá como guía para la puesta en marcha de medidas de intervención educativas que garanticen la inclusión plena y el éxito escolar del alumnado con esta discapacidad
Jue, 21/02/2019 - 19:00

La conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar, presentó hoy, dentro del marco de las actuaciones destinadas a adecuar la respuesta educativa a la diversidad y el fomento de la inclusión educativa,  el Protocolo para la Atención Educativa al Alumnado con Discapacidad Auditiva. Se trata de un recurso que va a contribuir a la consecución de un sistema educativo de calidad, inclusivo y equitativo y que estará la disposición de todos los centros y familias para funcionar como guía de apoyo para este alumnado.

En el marco de los Encuentros de atención a la diversidad desde los departamentos de orientación y los equipos de orientación específicos, la conselleira explicó que tanto este documento como todos los protocolos que se vienen elaborando desde el departamento para la atención a la diversidad ?contribuyen a la construcción de un clima escolar positivo y respetuoso, necesario para promover una orientación educativa de calidad y caminar, en definitiva, hacia el éxito escolar?.

En este sentido, Pomar destacó que el protocolo pretende ahondar ?en la convicción de que todo el alumnado puede aprender cuándo se le otorgan las oportunidades de educación idóneas, se estimulan sus capacidades y responsabilidades social y se trabaja en colaboración con las familias y con otros miembros de la comunidad educativa?. ?Todo este esfuerzo es lo que convierte el sistema educativo gallego en el más inclusivo de España?, afirmó.

La elaboración del protocolo contó con la participación de profesionales de la orientación educativa, como son los Departamentos de Orientación de centros educativos y personas especialistas de los Equipos de Orientación Específico, especialistas de audición y lenguaje, técnicos de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Galicia (FAXPG) y las asesorías técnicas docentes de la Consellería.

Espíritu y conceptos

El documento se articula en nueve epígrafes, comenzando por la introducción, en la que se especifica el contexto de su elaboración. Síguele la descripción de los principios rectores sobre los que se asienta el protocolo, en concreto la inclusión educativa, el diseño universal, la accesibilidad y la eliminación de barreras de comunicación.

A epígrafe tercera define conceptos clave para comprender la pérdida auditiva, para ayudar a detectarla y para poder  planificar la intervención educativa. En ella se abordan conceptos como lo de audición, discapacidad auditiva, audiometría, ayudas audioprotésicas (audiófono, implante coclear, implante osteointegrado), lengua de signos, alfabeto dactilolóxico, comunicación bimodal, lectura labial y palabra complementada.

Detección e intervención

Pola su parte a cuarta epígrafe se refiere al diagnóstico y al proceso de detección de la pérdida auditiva. De este modo, y aunque confirmar una discapacidad auditiva será siempre competencia de los servicios médicos, el protocolo contempla indicadores que pueden servir como guía a docentes y familia para detectar una posible pérdida de audición.

La quinta epígrafe se centra en la descripción de las necesidades educativas del alumnado con discapacidad auditiva, tales como la necesidad de adquirir un sistema de comunicación, de promover su participación activa en la comunicación y en las relaciones del aula o de fomentar su autoestima y la plena inclusión.

Las medidas educativas para atender este alumnado son objeto de la epígrafe sexta, dando preferencia a la escolarización en centros comunes y la medidas como la adecuación del currículo, el refuerzo y apoyo del profesorado y las metodologías basadas en el trabajo colaborativo por delante de otras extraordinarias, como podrían ser el apoyo del profesorado especialista en pedagogía terapéutica o en audición y lenguaje, o las adaptaciones curriculares.

A epígrafe siete aborda la planificación de la intervención educativa, que partirá siempre de la identificación de las necesidad del alumnado a través de la evaluación psicopedagóxica, que es competencia de las jefaturas de los departamentos de orientación de los centros educativos, con la colaboración de los profesionales que participan directamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje y, de ser necesario, del Equipo de Orientación Específico. En este sentido, además de establecer una guía para la planificación a nivel de centro, a nivel de aula y en la familia, se incluyen orientaciones para el empleo de las ayudas técnicas y otros recursos (audiófono, implante coclear, emisoras de FM o intérprete de lenguaje de signos).

Asimismo, se ofrecen orientaciones concretas para la intervención en la comunicación xestual, en la educación auditiva, en la lectura labial, en el desarrollo del lenguaje oral, en el aprendizaje de la lectura, la intervención con los alumnos y con las alumnas con implante coclear, así como pautas para la sensibilización de la comunidad educativa.

Evaluación y seguimiento

El protocolo aborda también, en la octava epígrafe, la evaluación y el seguimiento del alumnado con discapacidad auditiva, que tendrá como finalidad verificar el nivel de adquisición de los aprendizajes y estará presente durante todo el proceso de enseñanza y aprendizaje, enriqueciéndolo, impulsándolo y valorando todos los factores que inciden en él y sean susceptibles de ajuste o mejora.

Además, se recomienda la implicación de todos los profesionales que atienden y este alumnado, que deberán hacer, en todo caso, una evaluación personalizada y adaptada que permita determinar las competencias adquiridas y analizar el funcionamiento de las medidas de intervención educativa tomadas.

Finalmente, a epígrafe nueve es una bibliografía, en la que se ofrece un listado de publicaciones que abordan la discapacidad auditiva y la intervención educativa con el alumnado que la presenta y que sirven de complemento a la información facilitada por el protocolo.