Galicia cierra 2017 consiguiendo el objetivo de tasa de abandono educativo temprano marcada por la Unión Europea

El dato, un 14,9%, es el más bajo desde que se dispone de registros
Vie, 26/01/2018 - 11:48

Galicia acaba de cerrar el año 2017 con la tasa más baja de abandono educativo temprana desde que se dispone de registros, un 14,9%, que supone además conseguir el objetivo marcado para España por la Unión Europea (UE) para 2020, fijada en un 15%. El abandono educativo temprana se define cómo la población entre 18 y 24 años (ambos inclusive) que no completó el nivel de educación secundaria segunda etapa (Bachillerato o FP de grado medio) y no sigue ningún tipo de formación (reglada o no reglada).

Desde 2009, que cerró con un 25,8% en esta tasa, la Comunidad Autónoma ha rebajado el abandono educativo en más de 10 puntos. Hoy, la Comunidad Autónoma está más de tres puntos por debajo del promedio nacional en esta tasa en el año 2017.

Durante su visita hoy al CEIP Amadeo Rodríguez Barroso (Ourense), el conselleiro de Culltura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, explicó que esta buena noticia se debe fundamentalmente la que la comunidad educativa ?desarrolla proyectos que, por una parte, se orientan la que los alumnos vean el sistema educativo más atractivo y, por otra, la que haya líneas de acción que posibiliten que el alumnado pueda tener una mayor implicación?. De este modo, destacó que la reducción de la tasa de abandono ?posibilita mantener una línea de calidad y de equidad, que es lo que mide el buen funcionamiento de un sistema?. Asimismo, indicó que en Galicia y en España ?estamos viendo como las principales variables están mejorando de una manera progresiva en los últimos años?, lo que señaló como fruto de la línea común que están siguiendo tanto la Administración central como las Comunidades Autónomas.

Por lo tanto, la Consellería quiere agradecer la docentes, equipos directivos y del conjunto de la comunidad educativa el esfuerzo realizado en estos últimos años, que dio como fruto estos buenos resultados, tanto en la merma de esta tasa como en informes como lo PISA. La puesta en marcha de iniciativas como los contratos-programa o de modalidades formativas como la FP Básica han contribuido a la permanencia de los estudiantes en una enseñanza que hoy cuenta, además, con más oportunidades para formarse en nuevas tecnologías y en lenguas extranjeras. Desde esta perspectiva, los datos registrados en la tasa de abandono deben ser percibidos como un logro común del sistema educativo gallego, que debe continuar trabajando unido en pro de su mejora.