La Xunta abre el plazo para incorporar 35 nuevos centros al plan de mejora de bibliotecas escolares

La iniciativa busca impulsar un modelo que las convierta en centro de recursos de lectura, información y aprendizajes múltiples, que contribuya también a la inclusión y a la compensación de desigualdades
La igual puntuación para entrar en el programa, la Consellería primará los centros situados en el rural
Sáb, 03/06/2017 - 12:00

La Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria viene de publicar en el Diario Oficial de Galicia (https://www.xunta.gal/dog/publicados/2017/20170602/AnuncioG0164-220517-0006_gl.html ) la orden por la que se convoca el Plan de mejora de bibliotecas escolares (Plambe) en centros no universitarios sostenidos con fondos públicos para el curso 2017/2018, con el objetivo de incorporar otros 35 centros la este programa. Hace falta recordar que en el actual año académico hay un total de 615 centros de enseñanza incorporados.

A través de esta convocatoria, a la que se destinan 1.342.000 euros, se busca seleccionar nuevos centros para su incorporación al plan, así como apoyar la continuidad de este programa mediante la concesión de nuevas cuantías a los centros educativos incluidos en anteriores convocatorias. Cabe destacar que, la igual puntuación para entrar en el programa, la Consellería primará los centros situados en el rural.

Las ayudas para los centros de nueva incorporación -25 públicos y 10 concertados- estarán destinadas a la actualización de los fondos documentales de la biblioteca escolar, a la renovación del mobiliario y otra equipación necesaria, así como para otros gastos de funcionamiento y su adjudicación se decidirá luego del análisis de las necesidades descritas en la solicitud presentada, en función de la mayor adaptación  a los criterios  recogidos en esta orden (que se materializará en la puntuación conseguida por la memoria y programas presentados), y de las características de cada centro (número de unidades y de alumnos y alumnas matriculados).

En el caso de los centros públicos incorporados con anterioridad, los que lo habían hecho entre 2005 y 2007 podrán recibir asignaciones para fondos así como para mobiliario y otras equipaciones; los que se habían integrado entre 2008 y 2015 recibirán asignaciones para fondos, y los centros integrados en la convocatoria de 2016 podrán recibir cuantías para fondos, mobiliario u otras equipaciones, así como para gastos de funcionamiento específicos de la biblioteca.

En el caso de los centros concertados integrados en la convocatoria 2016 podrán percibir ayudas para fondos documentales, mobiliario y otras equipaciones, así como para gastos de funcionamiento.

Nuevo modelo

El plan de mejora procura incentivar e impulsar el desarrollo de proyectos de biblioteca escolar que procuren la dinamización de este espacio como un centro de recursos de lectura, información y aprendizaje, en la que se incorporen espacios para la creación,  el aprendizaje manipulativa, la investigación, el trabajo colaborativo y la construcción del conocimiento de manera compartida. Asimismo, las bibliotecas integradas en el Plambe deberán trabajar en el diseño y desarrollo de programas para la adquisición de competencias informacionais y mediáticas,así como integrar las nuevas tecnologías y el concepto de alfabetización múltiple (o multialfabetismo) a la hora de abordar la formación lectora del alumnado.

Por otra parte, este modelo de biblioteca debe tener también un enfoque inclusivo, contribuir a la compensación de las desigualdades sociales y a la calidad de la enseñanza que se imparte en el centro e implicarse en actividades de extensión cultural destinadas a toda la comunidad escolar. 

Plan LEÍA

Esta convocatoria se enmarca en la estrategia de la Xunta de Galicia en este campo, el Plan LEÍA de bibliotecas escolares para el período 2016-2020, que tiene entre sus objetivos lo de dotar los centros educativos de bibliotecas escolares útiles, estables, sostenibles y acordes a las necesidades del siglo XXI. Entre los doce ámbitos de actuación definidos como desafíos, la red de bibliotecas escolares precisa de actuaciones continuadas para lograr avances en la renovación de las bibliotecas de la totalidades de los centros, de forma progresiva.

Al mismo tiempo, buscara continuar afianzando los buenos resultados que el sistema educativo gallego está cosechando en el referido a la competencia lectora. No en vano, Galicia consiguió en el Informe PISA 2015 una puntuación de 509 puntos en la competencia lectora, muy por encima de los 479 de 2006 y superando las puntuaciones medias de los países de la OCDE (493), de la UE (494) y el promedio estatal (496).