Poesía do Mes

Novembro 22

MARIPOSA EN CENIZAS

Hoy te escribo, Señor, y te pregunto
por la escondida luna de mi muerte;
por sus manos de hielos afilados
como agujas que cosen telarañas;
por esa muerte mía, sólo mía,
que aún no está madura por tus campos.

Tú, Dios, para matarme,
para volverme a
Ti y a la sombría
cuna de donde vine, has de abrasar mis alas
y desatarme en nube pálida de ceniza
y aplastarme en la luz última de una tarde.

Y yo he de bailar,
con mi vestido gris de polvo y niebla,
frente al cielo amarillo y el sol frío,
sobre tus rosas y arrayanes muertos,
arrastrando mis alas desgarradas
igual que un breve cisne de las flores.

Y te pondré en la mano
dos lágrimas de luz y sal, como un pequeño
quejido por mis alas ardidas ya y cenizas
desde que me las diste un octubre lejano.

Cuando tuvo mi nombre un lugar en el aire
y me llamaron «Julia» para hacerme más sitio.

Julia Uceda  (Sevilla, 1925),  
in Mariposa en cenizas  (1959)
https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/2017.antologia.julia_.uceda_.pdf, páx. 26

Outubro 22

RECEITA

Ando ás cegas entre acordos, marxes e fronteiras.

Sóbeme a temperatura,
dóeme a tripa,
danme ataques de ansiedade
ao contemplar os rostros da maldade.
Preciso dun xarope con urxencia
para convivir cos disfraces da traxedia,
para dixerir o veleno da existencia,
para coñecer os motivos de tanta desolación,
para procurar unha saída á depresión,
ao mal de ollo,
á barbarie da guerra,
á emigración forzosa,
á construción de muros,
á perda dos sorrisos,
á demencia colectiva que xustifica a bágoa,
sempre que sexa noutros ollos...
Doutor, necesito unha receita,
un medicamento eficaz contra as pandemias,
unha pílula de poesía,
e... non me diga que xa non se fabrican!


Ana María Fernandez Martínez (Palma de Mallorca, 1949), in Incesante vagalume, Galaxia, Vigo, 2021, páx.  68.

Setembro 22

Por septiembre
se te llenan de sótanos los labios
y es relativo el cielo
después de haberte visto preguntarle a la vida.
Pero también el cielo,
arrugado y preciso
como tu cazadora adolescente,
quiere estar entreabierto,
brillar recién amado,
descansando en la hierba
el peso de su larga cabellera de nubes.

Por septiembre
se te llenan de humo los síes en la boca.

 

Luís García Montero (Granada, 1958) in Diario cómplice, 1987

Xuño 2022

O GAITEIRO

Anxos de Galicia
tocaban harmónicas negras.

Este home trae herba nos pés
e un regato de violís nas maus.
Polas súas coxas
ruben hedras de música.

Non petedes nas portas de noite
nin botedes a rolo as pombiñas,
que este home
trae tódolos paxaros na súa gaita.

Xa non se deitan nenos polos prados.
O gaiteiro fai fitas de millo
e na súa boca hai vento de oriolos.

A mesma chuvia, vertical citola,
non baixa desde Deus, rube da gaita.

Luz Pozo Garza (1922-2020)

Maio 2022

Las palabras son espectros
piedras abracadabras
que saltan los sellos
de la memoria antigua.

Y los poetas celebran la fiesta
del lenguaje
bajo el peso de la invocación.

Los poetas inflaman las hogueras
que iluminan los rostros eternos
de los viejos ídolos.

Cuando los sellos saltan
el hombre descubre
la huella de sus antepasados.

El futuro es la sombra del pasado
en los rojos rescoldos de un fuego
venido de lejos,
no se sabe de dónde.

 

Cristina Peri Rossi (Montevideo, 1941) in Babel bárbara (1991)

Abril 2022

Abril rompe amodiño polos cómaros,
unha preguiza nova vén  no vento:
¡Ai meu amor! ¿Por onde o val florido
sen a melancolía dos teus ollos?

O sulco medra, medra esguiamente.
Vou sementando amor con edras tenras
para cinguir a luz, o vidro limpo
do lume desbordado no teu labio.

Este río que nace, esta mapoula,
¿qué transparente forza lle deu brío
para aniñar na túa fermosura,
no mármore levián de fresco lume?

Sinto brosmos os dedos, o aloumiño
tería de ser fráxil, rula morna
que a túa voz máis leve engaiolase...

Avilés de Taramancos  (Noia,  1935 - A Coruña, 1992)  in "Poemas a Fina Barrios. Pequeno Canto"
AVILES DE TARAMANCOS, Antón, Obra poética completa, Espiral Maior, A Coruña, 2003, páx.51

Marzo 2022

El árbol

El árbol que verdece
a cada primavera,
no es más feliz que yo,
de nuevo verdiflor.
Las amarillas hojas
cayeron, y en mi tronco
vuelven los novios trémulos
a entrelazar sus cifras,
y hay corazones fijos
por flechas traspasados,
vivos en esa muerte.
Cuando digo “te amo”,
mi voz repite el viento
y en mi alta copa juega
con tu nombre y un pájaro
hijo de abril y marzo.

Nicolás Guillén  (Cuba,  1902 – 1989)
https://www.poeticous.com/guillen/el-arbol-1?locale=es

Febreiro 2022

A Candeloria

Na catedral do abrente

hoxe casan os paxaros,

con nubes de neve e ouro

está o ceo engalanado.

 

Ficou o día ancorado

na ría donda do ceo.

Os roibéns soben no lonxe

como rosarios de incienso.

 

O xantar do casamento,

roibo, na palma da man

das eiras madrugadoras

xa está arranxado no val.

 

Vai tocando polo campo

a súa zanfona o rego

e canta o vento nas farpas

sonorosas dos piñeiros.

 

O campo as montañas ruzas

envolve en capa pluvial

co hisopo do sol mollado

dálles a beizón nupcial.

 

Do casebre nugallán

soben os vivas dos galos

e na festa desta noite

estrea un luar o campo.

(Luís Amado Carballo, Pontevedra  1901-1927 in Proel-1927)

Xaneiro 2022

Mañana de Año Nuevo


¡Sólo una noche de lo viejo a lo nuevo!
Sólo una noche, ¡y tantas cosas hechas!
El corazón del Año Viejo se consumió,
pero dijo: "El Año Nuevo ha traído el descanso".
Las esperanzas del Año Viejo se han depositado en su corazón,
como en una tumba; pero, en confianza, dijo:
"Las flores de la corona del Año Nuevo
florecen de las cenizas de los muertos".
El corazón del Año Viejo estaba lleno de codicia;
con egoísmo anhelaba y dolía,
y gritaba: "No tengo ni la mitad de lo que necesito.
Mi sed es amarga y no está saciada.
Pero a la mano generosa del Año Nuevo
todos los regalos en abundancia volverán;
El verdadero amor lo entenderá;
de todos mis fracasos aprenderá.
He sido imprudente; será
tranquilo, calmado y puro de vida.
Fui un esclavo; será libre,
y encontrará la dulce paz donde deje la lucha".
¡Sólo una noche de lo viejo a lo nuevo!
Nunca una noche trajo tales cambios.
El Año Viejo tenía que hacer su trabajo;
No hay milagros de Año Nuevo.

¡Siempre una noche de lo viejo a lo nuevo!
La noche y el bálsamo curativo del sueño.
Cada mañana es la mañana de Año Nuevo hecha realidad,
la mañana de una fiesta que hay que celebrar.
Todas las noches son noches sagradas para hacer
confesión y resolución y oración;
Todos los días son días sagrados para despertar
nueva alegría en el aire soleado.
Sólo una noche de lo viejo a lo nuevo;
sólo un sueño de la noche a la mañana.
Lo nuevo no es más que lo viejo hecho realidad;
Cada amanecer ve nacer un nuevo año.

Helen Hunt Jackson (EE. UU., 1830- 1885)

https://poets.org/poem/new-years-morning-0

Decembro 21

O 31 de marzo de 1881 chegaba a Ourense a primeira locomotora, na data da quinta e última prórroga que lle dera o Congreso á Compañía MZOV, concesionaria do ferrocarril de Medina a Zamora e de Ourense a Vigo. Algo máis de 140 anos despois, o pasado luns 22 de novembro, chegaba a Ourense, cunha ducia de anos de retraso, o AVE en viaxe de probas; será o vindeiro 21 de decembro cando comezará a operar comercialmente. Aproveitamos esta circunstancia para lembrar os versos cos que Curros Enríquez  (Celanova, 1851- A Habana,  1908) saudou a chegada do ferrocarril á Cidade das Burgas:

Na chegada a Ourense da primeira locomotora

Velaí ven, velaí ven avantando
comaros e corgas, e vales, e cerros.
¡Vinde vela, mociños e mozas!
¡Saludaina, rapaces e vellos!

Por onde ela pasa
fecunda os terreos,
espértanse os homes,
frolecen os eidos.

Velaí ven, velaí ven tan oupada,
tan milagrosiña, con paso tan meigo,
que parece unha Nosa Señora,
unha Nosa Señora de ferro.

Tras dela non veñen
abades nin cregos;
mais vén a fartura
¡i a luz i o progreso!

(in Aires da miña terra)

 

Ilustracións: Chegada a Ourense da locomotora, La Ilustración Gallega y asturiana (superior) e Curros en El Heraldo de Madrid, 22-10-1904 (inferior)

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer