Reactividad de los metales alcalinos

Recursos didácticos 1º Bach

 


La reactividad de un elemento químico es la tendencia que dicho elemento posee a combinarse con otros. Para los elementos que se comportan como metales esta tendencia está directamente relacionada con la facilidad con la que pierden sus electrones de valencia. Cuanto menor sea la energía de ionización del metal, mayor será su reactividad.

Si analizamos la variación de la energía de ionización en un mismo grupo del sistema periódico, vemos que, al descender en éste, el número cuántico principal de los orbitales de valencia es mayor, con lo cual, el tamaño de dichos orbitales será mayor. Los electrones que se encuentran en dichos orbitales están más alejados del núcleo por lo que son menos atraídos por éste. Así, se necesita cada vez menos energía para arrancar estos electrones de valencia según descendemos en el grupo. Este descenso en la energía de ionización hace aumentar la reactividad de los elementos situados más abajo en un grupo.

Aquí analizaremos la diferente reactividad que presentan los metales del grupo de los alcalinos cuando se añaden sobre agua. La reacción que tiene lugar es la siguiente:

 

M(s) + H2O(l) = M(OH)n(aq) + H2(g)  

 

En el siguiente vídeo, puedes ver como la reacción se hace cada vez más violenta desde el litio al cesio.

 

 

En este segundo vídeo puedes comprobar más claramente la diferencia de reactividad entre rubidio y cesio.