MÉTODO DE LIMPIEZA

Método de Limpieza

Una metodología de 7 pasos - Observa estos 7 pasos al limpiar y desinfectar.

   Elimina la mayor parte de la suciedad de las superficies.

 

   Rocía la superficie con un desengrasante

La práctica correcta dicta que se debe eliminar la grasa de una superficie antes de desinfectarla. La superficie libre de grasa permite al desinfectante actuar eficazmente en ausencia de sustancias que interfieran.

Sin embargo, para facilitar la limpieza de superficies ligeramente sucias, ciertos fabricantes recomiendan ahora usar detergentes desinfectantes, que realizan estas dos operaciones en un solo paso. El uso de estos productos no elimina la necesidad de retirar previamente la grasa de la superficie a limpiar.

 

   Enjuaga

Enjuagar es obligatorio según la legislación relativa a productos utilizados para la limpieza de materiales que puedan entrar en contacto con alimentos.

 

     Rocía el desinfectante

Véanse los puntos 1 y 2.

 

 Deja actuar durante un mínimo de 5 min.

Es esencial un periodo mínimo de contacto de 5 min. Este es el tiempo necesario para que el desinfectante actúe sobre las bacterias.

Para ciertos productos fungicidas el periodo de tiempo requerido para actuar es mayor. Consulte siempre los parámetros indicados por la norma relativa al desinfectante.

La dilución del producto debe también ser conforme con los parámetros de la norma indicada en la referencia y con las instrucciones de uso.

No olvides que la temperatura también tiene un papel: si diluyes un desinfectante con agua fría debes necesariamente ampliar el periodo de contacto.

 

 Enjuaga con agua potable

Enjuagar es obligatorio según la legislación relativa a productos utilizados para el material de limpieza que pueda entrar en contacto con alimentos.

 

  Deja secar

«Deje secar» es citado a menudo como precaución en las instrucciones de uso de los fabricantes. Si secas el producto con un tejido contaminado, el proceso de desinfección será en vano. Debes proteger también las piezas móviles de los equipos desinfectados con film transparente.

 

No te olvides de limpiar los elementos críticos en las zonas ocultas como las picadoras de carne o las mezcladoras (detrás de las cuchillas y dentro del aparato), tablas (en las esquinas y debajo de la cara inferior), máquinas de hielo y otras herramientas sensibles.