Orientación

O CONTO DO CORONAVIRUS

ME GUSTO Y ME QUIERO: AUTOESTIMA PARA TODOS Y TODAS

Autoestima

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo soy importante....y tú también.
A veces no nos paramos a pensar lo importante que es tener una buena autoestima para vivir, e incluso no apreciamos que simplemente por esa palabra, un niño niña puede fallar en muchas otras cosas.
Como adultos responsables, debemos ayudar a fomentar el aprecio y la autoestima de nuestros pequeños para que aprendan a cuidarse con amor y respeto, para que reflexionen sobre sus metas y sepan cómo lograrlas y al final, sean capaces de ver la vida de forma positiva.

 

 

 

 

 

¿La vida te parece un laberinto?




 

En ocasiones parece que vamos por la vida sin rumbo, como si fuera un laberinto y entonces deseamos tener un mapa para encontrar la salida, y tú, a lo mejor como niño/a o adolescente  te encuentras aún más desconcertado ante el mundo.

 

Aquí te invitamos a encontrar al mejor amigo que te puede apoyar, querer y aconsejar, a partir de ahora y para siempre: A TI MISMO.

 

¿Quieres conocerte?

 

 

 

Cuando iniciamos un curso o vamos a una fiesta, lo primero que hacemos es presentarnos y si alguien nos agrada o gusta ponemos especial interés en lo que dice. Te proponemos una pequeña actividad que servirá para empezar a conocerte a ti mismo. ¿Crees que no la necesitas? Intenta hacerla de todas formas porque a lo mejor te sorprende descubrir o reforzar cosas sobre tu persona.

 

 Carta a mi mejor amigo

 

 

 

Escribe una carta lo más profunda y sincera que puedas porque debes tener en cuenta que te la enviarás a ti mismo, nadie mas la va a leer. En ella describe lo que te gusta hacer, cómo eres, qué te gusta y te disgusta de ti (tanto de tu físico como de tu carácter) . Al final ofrécete como amigo de ti mismo recalcando tus cualidades, por ejemplo: “me gusta escuchar a la gente”, o “me gusta ayudar en todo lo que puedo”, etc.

 

Acéptate como eres!!!

 

¿A veces te sientes triste y no sabes por qué?

 

¿Quisieras pasar desapercibido por la maestra que te pregunta la lección?
 ¿Te gustaría ser popular?
 ¿Sientes que tus padres no te comprenden?
 ¿No te gusta cómo eres?

 

Relájate. No eres la única persona que pasa o ha pasado por esto. En tu carta dedicaste un punto a cosas que no te gustan de tu aspecto físico o tu forma de ser. ¿No la escribiste? A lo mejor fue para no afrontar aquello que te desagrada de ti mismo (a). Cuántas veces no oímos a otras personas decir “Si fuera más delgado...” “No me gusta mi cabello rizado, si lo tuviera...” “Si tuviera más dinero...” “Si tuviera la capacidad de hacer tal cosa”...... Sería más feliz.

 

La felicidad no depende de cosas externas o de nuestro aspecto físico. La felicidad está dentro de cada uno de nosotros.

 

Ya sé que esto en palabras queda muy bonito, pero a ti lo que te sigue preocupando en este momento es el grano que te salió en la cara, o no caerle bien a tus amigos, o no rendir lo que se espera de ti en los deportes y/o en la escuela. Sin embargo, piensa si es de utilidad quedarse ahí sentado (a), preocupado (a) por lo que no tienes o no eres, o es mejor aceptarte como eres y luchar por cosas importantes como tus ilusiones y metas. Si vas por la vida tratando de ganar amigos con quejas y lamentándote de tu persona, quizá logres lo contrario, que la gente se aleje de ti por pesado (a). Si en cambio, te valoras a ti mismo (a), te quieres y cuidas, puede ser que contagies a los demás de las ganas de vivir y de ver las cosas de forma positiva. ¡TU ELIGES!




 

Si con esto sigues insistiendo en que eres muy alto o muy bajo de estatura para tu gusto, usas gafas, eres muy moreno o muy blanco, tienes algún problema físico o en cualquier otro aspecto negativo de tu vida, te diremos que el primer paso para ser tu propio (a) amigo (a) es ACEPTARTE COMO ERES.

 

TU ERES ÚNICO (A) , eso te haces especial, eres TU MISMO (A) con tus defectos y tus cualidades.

 

Tampoco se trata de que seas conformista y pases de largo cosas que te gustaría y puedes mejorar o cambiar. Por ejemplo, si no te gusta tu peso, vigila tu alimentación (pidiendo consejo y apoyo de tus padres y/o médicos), ojo con las chucherías y cosas no nutritivas como la comida rápida, ya sabes hamburguesas, perritos calientes, patatas fritas, etc. Si quieres ser menos tímido(a) trabaja en tu persona, en tu seguridad: prepara, por ejemplo, bien una lección y levanta la mano cuando quieras participar en clase. No temas al ridículo. Todos tenemos derecho a equivocarnos. Unas veces te tocará a ti, otras a tus compañeros. Además si estás relajado (a) y concentrado (a) en lo que estás haciendo todo saldrá bien.

 

 

 

Ejercicio del Espejo.

 

 

 

Imagínate delante de un espejo, o mejor aún ponte delante de uno, si es de cuerpo entero mejor. Ahora mírate de pies a cabeza, detente en partes de tu cuerpo que te gusten. Piropéate como “ guapo (a) “qué ojos bonitos tienes, me gusta tu pelo”, etc..

 

Puedes continuar con “qué inteligente eres”, “me caes bien eres muy simpático (a)” Y en fin resumir que te aceptas como eres, porque eres único (a). Di: “me acepto con mis limitaciones porque también tengo muchas virtudes y eso me hace especial....” y sigue con todo lo que tú quieras agregar, dándote mucho, mucho amor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra mente es como un disco duro en el que se van grabando mensajes y después actuamos conforme a ellos.

 

 

 

Si te insultas con palabras como tonto (a) o estúpido (a) cuando algo no te sale bien, lo que estás haciendo es faltarte al RESPETO y con eso en lugar de corregir tus errores, los agravas porque en tu interior estás creyendo lo que te dices y, por lo tanto, tu conducta es torpe.

 

 

 

Si en cambio, crees en ti, te perdonas cuando te equivocas y tratas de hacer las cosas de otra manera la próxima vez, todo te saldrá mejor. Prueba pensar con amor hacia tu persona.

 

 Por encima de todo, eres una persona maravillosa, que como todas las personas tienes derecho a equivocarte. Si a un amigo lo aprecias no lo insultas. ¿Porqué te insultas tú?
 Hazte un favor, date un abrazo lo más fuerte posible y di: “gracias por estar conmigo”, “te quiero y valoro porque eres tú mismo (a) ”.

 

Ahora propónte trabajar en las cosas positivas que tienes como tus talentos (por ejemplo, si te gusta un deporte, escribir, estudiar, etc.) y en tus cualidades como persona, como ser un buen (a) amigo (a), ser sincero(a), paciente, perseverante, etc. Es decir, piensa simplemente en las cosas que te agradan de ti. Cree en ti mismo (a) y en las cosas que puedes lograr. Tú puedes ser tu mejor consejero. La próxima vez que estés a punto de insultarte di: “fue mi conducta la que no me gusto, mi valor como persona es a parte y sigo siendo especial y maravilloso (a).”

 

 

 

 

 

 

 

Bienvenido a lo positivo.

 

Si alguien ama a una flor y no existe más que un ejemplar en millones y millones de estrellas, este es motivo suficiente para que ese alguien se sienta feliz cuando la mira. (Ade Sait- Exuperi. El Principito 1985:33)

 

Ahora estás en camino para poner una nueva cara al mundo.

 

Tienes ganas de disfrutar de todos los pequeños detalles que te rodean. Sólo hay una vida, ¿porqué vivir triste? Los pensamientos positivos te animan. ¿Cómo ponerlos en funcionamiento? Concéntrate en las cosas buenas que tienes. Experimenta sensaciones agradables (como la sonrisa de un bebé, el olor de una flor, ver un amanecer, tu cariño a un amigo o a tus padres, darle la mano a alguien que lo necesita, etc.)

 

 

 

 Trabajando con pensamientos positivos.

 

 

 

1.    Escribe cinco o más afirmaciones en presente que te ayuden a tener un espíritu positivo. Por ejemplo:

 

“Apruebo los exámenes sin ningún problema”
“Cuando me pregunta el maestro(a)  en clase, contesto con seguridad”

Ahora sigue tú.....

 

2.    Realiza alguna actividad artística (pinta, modela con barro, u otro material, baila o canta, etc.) por el sólo placer de hacerlo, sin fijarte en los resultados. Al terminar date un aplauso y di: disfruté del momento.

 

3.    Cuando estés triste, lee un cómic o ve una película que te haga reír. RIE, RIE mucho porque la risa te da una energía increíble y ánimos para tomar la vida de forma positiva.

Y recuerda

 

 

 

 

 

 

Saladino Cortizo: Universo de emocións

XEIDE: DÍA Y NOCHE. DAY AND NIGHT.

 

XEIDE: DÍA Y NOCHE. DAY AND NIGHT.

 
XEIDE: DÍA Y NOCHE.    DAY AND NIGHT.:
http://xeide.blogspot.com/2012/05/dia-y-noche-day-and-night.html?spref=bl


BLOGUE DO DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN SALADINO CORTIZO

 

 

RESILIENCIA. PARA QUÉ SIRVE? NIÑOS Y NIÑAS RESILIENTES.

 
 
 



RESILIENCIA.
YO PUEDO.......
 
 
La resiliencia es la capacidad para afrontar la adversidad y lograr adaptarse bien ante las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés severo.
Ser resiliente no significa no sentir malestar, dolor emocional o dificultad ante las adversidades. La muerte de un ser querido, una enfermedad grave, la pérdida del trabajo, problemas financiero serios, etc., son sucesos que tienen un gran impacto en las personas, produciendo una sensación de inseguridad, incertidumbre y dolor emocional.
Hay personas que son capaces de superar las adversidades con una fuerza que nos parece imposible a los demás, saben sacar de cosas malas, un punto positivo que les ayuda a continuar.
Resurgen como el Ave Fénix.

Pero, ¿cómo lo hacen?
El camino que lleva a la resiliencia no es un camino fácil, sino que implica un considerable estrés y malestar emocional, a pesar del cual las personas sacan la fuerza que les permite seguir con sus vidas frente la adversidad o la tragedia.
 
La resiliencia no es algo que una persona tenga o no tenga, sino que implica una serie de conductas y formas de pensar que cualquier persona puede aprender y desarrollar.
 
Características de las personas resilientes
Las personas resilientes poseen tres características principales: 
Saben aceptar la realidad tal y como es;
Tienen una profunda creencia en que la vida tiene sentido;
Tienen una inquebrantable capacidad para mejorar.
Además, presentan las siguientes habilidades:
  • Son capaces de identificar de manera precisa las causas de los problemas para impedir que vuelvan a repetirse en el futuro.
  • Son capaces de controlar sus emociones, sobre todo ante la adversidad y pueden permanecer centrados en situaciones de crisis.
 
  • Saben controlar sus impulsos y su conducta en situaciones de alta presión.
  • Tienen un optimismo realista. Es decir, piensan que las cosas pueden ir bien, tienen una visión positiva del futuro.
  • Se consideran competentes y confían en sus propias capacidades.
  • Son EMPÁTICOS(AS).  Es decir, tienen una buena capacidad para leer las emociones de los demás y conectar con ellas.
  • Son capaces de buscar nuevas oportunidades, retos y relaciones para lograr más éxito y satisfacción en sus vidas.
 
 
El modo de pensar de las personas resilientes
Las percepciones y los pensamientos influyen en el modo como la gente afronta el estrés y la adversidad.
El estilo de pensamiento de las personas resilientes se caracteriza por ser realista, exacto y flexible. Cometen menos errores de pensamiento (como la exageración o sacar conclusiones precipitadamente, sin evidencias que las corroboren) e interpretan la realidad de un modo más exacto que las personas menos resilientes.
 
Los beneficios de la resiliencia
 
Las personas más resilientes:
  • Tienen una mejor autoimagen.
  • Se critican menos a sí mismas.
  • Son más optimistas.
  • Afrontan los retos.
  • Tienen más éxito en el trabajo o estudios.
Qué contribuye a que una persona sea más resiliente
  • El apoyo emocional es uno de los factores principales. Tener en tu vida personas que te quieren y te apoyan y en quien puedes confiar te hace mucho más resiliente que si estás solo.
  • Permitirte sentir emociones intensas sin temerlas ni huir de ellas, y al mismo tiempo ser capaz de reconocer cuándo necesitas evitar sentir alguna emoción y centrar tu mente en alguna distracción.
  • No huir de los problemas sino afrontarlos y buscar soluciones. Implica ver los problemas como retos que puedes superar y no como terribles amenazas.
  • Tomarte tiempo para descansar y recuperar fuerzas, sabiendo lo que puedes exigirte y cuándo debes parar.
  • Confiar tanto en ti mismo como en los demás.
Qué necesita un niño(a) para ser resiliente.
 
 
 
LOS NIÑOS Y NIÑAS RESILIENTES POSEEN....
CONTROL INTERNO
SÓLIDA AUTOESTIMA
CONTROL DE IMPULSOS
TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN
APRENDEN DE LOS ERRORES
ENFRENTAN MEJOR LOS CONFLICTOS.
ACTITUD ORIENTADA HACIA EL FUTURO
OPTIMISMO.
MAYOR COEFICIENTE INTELECTUAL.
CAPACIDAD EMPÁTICA
BUEN SENTIDO DEL HUMOR.
 
Según la autora E. Grotberg, son necesarias estas tres habilidades para conseguir un niño resiliente.
 Yo tengo (apoyo externo)
 
1. Una o más personas dentro de mi grupo familiar en las que puedo confiar y que me aman sin condicionamientos, es decir, de forma incondicional;
2. una o más personas fuera de mi entorno familiar en las que puedo confiar plenamente;
3. límites en mi comportamiento;
4. personas que me alientan a ser independiente;
5. buenos modelos a imitar;
6. acceso a la salud, a la educación y a servicios de seguridad y sociales que necesito; y
7. una familia y entorno social estables.
 
Yo soy (fuerza interior)
 
1. Una persona que agrada a la mayoría de la gente;
2. generalmente tranquila y bien predispuesta;
3. alguien que logra aquello que se propone y que planea para el futuro;
4. una persona que se respeta a sí misma y a los demás;
5. alguien que siente empatía por los demás y se preocupa por ellos;
6. responsable de mis propias acciones y acepto sus consecuencias;
7. segura de mí misma, optimista, confiada y tengo muchas esperanzas.
 
 
Yo puedo (capacidades interpersonales y de resolución de conflictos)
 
1. Generar nuevas ideas o nuevos caminos para hacer las cosas;
2. realizar una tarea hasta finalizarla;
3. encontrar el humor en la vida y utilizarlos para reducir tensiones;
4. expresar mis pensamientos y sentimientos en mi comunicación con los demás;
5. resolver conflictos en diferentes ámbitos: académico, laboral, personal y social;
6. controlar mi comportamiento: mis sentimientos, mis impulsos, el demostrar lo que siento, y ;
 7. pedir ayuda cuando la necesito.
 
Según Grotberg para que un niño sea resiliente, no es necesario que estén presentes todos estos rasgos, pero uno solo no basta. 
Un niño puede ser amado (Yo tengo), pero si no tiene la fortaleza interna (Yo soy) o las habilidades interpersonales (Yo puedo), ese niño no podrá ser resiliente. 
Un niño puede tener una alta autoestima (Yo soy), pero si no sabe cómo comunicarse con los demás o cómo resolver problemas (Yo puedo) y no tiene a nadie con quien contar (Yo tengo), ese niño no es resiliente. 
Un niño puede tener gran habilidad verbal y hablar correctamente (Yo puedo), pero si no siente empatía (Yo soy), o no posee buenos modelos de los cuales aprender (Yo tengo), no hay resiliencia. 

 

  Consejos para desarrollar la resiliencia en niños y adolescentes.



Establecer relaciones.

Enséñale cómo hacer amigos, inclusive la capacidad de sentir empatía, o de sentir el dolor del otro. En la escuela, hay que estar atento al hecho de que ningún niño esté aislado. Relacionarse con las personas brinda apoyo social y fortalece la resiliencia.


Ayudar a otros.
Ayudar a otros puede permitirle a los niños superar la sensación de que no pueden hacer nada. 
 En la escuela, realice una sesión creativa con los niños buscando maneras de ayudar a los demás.


Mantener una rutina diaria
Respetar una rutina puede ser reconfortante para los niños, en especial para los más pequeños que anhelan estructuras en su vida. 
 
 Cuidar de sí mismo
 
Alimentar una autoestima positiva

En la escuela, ayuda a los niños a ver cómo los logros individuales contribuyen al bienestar de la clase como un todo.
 
Aceptar que el cambio es parte de la vida

Los cambios pueden a menudo ser terribles para los niños y adolescentes.Ayudarle  a ver que el cambio forma parte de la vida y que se puede reemplazar con nuevas metas a aquéllas que puedan haberse convertido en inalcanzables.
En la escuela, señale cómo los estudiantes cambiaron a medida que cambiaban de curso y analizar cómo ese cambio ha tenido un impacto sobre ellos.
 

MAR A. SILVA. (Varias fuentes...)

 

 
 
 

Guardar

Distribuir contido